Los corredores de negocios marcan la estrategia para las empresas en la Ciudad de México

Los corredores de negocios marcan la estrategia para las empresas en la Ciudad de México

La capital continúa renovando su paisaje haciendo crecer tanto los espacios como las oportunidades para las organizaciones.

Jueves 29 de junio de 2017 — El sector inmobiliario en la Ciudad de México acompaña el surgimiento de emprendimientos locales, startups, así como la llegada de corporaciones internacionales que desean expandirse en el país y que, en conjunto, generan un entorno empresarial más dinámico. En paralelo, el gran número de proyectos, estiman especialistas, dibuja un panorama de sobreoferta, lo que hacer vital incrementar las oportunidades para las organizaciones y un planeamiento con factor estratégico.

El paisaje está cambiando en la Ciudad de México; un gran número de nuevos proyectos inmobiliarios, rascacielos y edificios están llegando a los puntos neurálgicos de los negocios respondiendo al ritmo del trabajo de hoy. Según un reporte de JLL México, este año habrá un aumento importante en la oferta de oficinas:

  • Serán abiertos 42 nuevos edificios clase A/A+
  • Esto se traduce en 930 mil 191 m2 (metros cuadrados) de superficie rentable
  • Entre 2018 y 2019 se espera que se abran 1.3 millones de m2 más, el equivalente a la superficie actual de Santa Fe 

Ante un posible exceso de oferta hacia 2018 —que incluso podría devenir en un reducción en el promedio de costo de rentas de hasta 19%—, se vuelve crítico para las empresas apostar por sitios estratégicos que nivelen la oferta y demanda revitalizando al sector inmobiliario.

“Hablar de los distritos comerciales de la ciudad es hablar de estrategia. Aunque cada zona concentra una pluralidad de empresas, su perfil tiene mucho que ver con los aliados que encuentras y el perfil que definen, sobre todo en una capital tan rica por su diversidad”, asegura Eduardo Molina, director general de WeWork México, la plataforma global de creadores líder en espacios colaborativos. “Por otro lado, una ciudad como esta necesita que su nueva arquitectura y espacios se centren en la resiliencia y la creación de una comunidad local más próspera”.

En ese sentido, los corredores donde los jugadores claves se establecen constituyen una posición decisiva para los negocios y deben renovarse para ir más tono con las necesidades laborales y urbanas.

Santa Fe
Este distrito entre Cuajimalpa y Álvaro Obregón es desde hace décadas uno de lo puntos con mayor tradición corporativa y comercial; hoy cuenta con 1.2 millones de m2. Si bien en el pasado varias propuestas inmobiliarias y una planeación insuficiente sacaron un poco a los inversionistas de la zona, los nuevos proyectos traen consigo un esquema urbano mucho más estructurado que está aprendiendo a resolver los problemas del pasado. A su vez, la modernidad que quieren imprimir está incluida en toda su construcción, buscando adquirir certificaciones LEED (Leadership in Energy & Environmental Design) y ofrecer otros servicios que se adapten más a los estilos de vida de las personas.

Reforma
El caso de los edificios que van desde corredor Reforma hasta Lomas, pasando por la colonia Juárez, es muy similar. Es la parte más emblemática y su paisaje se convierten en una mezcla de lo clásico y lo moderno. Los desarrollos recientes del nivel de la Torre Reforma Latino, Torre Diana, Torre Mayor, Torre Cuarzo y otros proyectos de los últimos años son claros ejemplos de que éste será el lugar principal donde la Ciudad de México empezará a crecer en términos de construcción vertical.

Polanco
Por otro lado, el desarrollo en el llamado Nuevo Polanco ha sido evidente en los últimos cinco años. Sumando la naturaleza activa de este barrio con tradición y estilo que ha sido punto de encuentro para diferentes comunidades extranjeras, embajadas y algunos de los mejores restaurantes del mundo, el área está capturando en su expansión un tono corporativo moderno y cultural. Grupo Carso fue uno de los primeros que apostaron por ello, pero con el tiempo nuevos proyectos como Miyana y Cervantes 169, así como espacios culturales como el Museo Jumex y el Soumaya, están renovando la zona, la cual ahora suma una mejor planeación urbana.

Insurgentes-Periférico sur
De acuerdo con un reporte de Coldwell Banker Commercial (CBC), durante este año la oferta se va a concentrar en Insurgentes (29%) y Periférico Sur (22%). El recorrido del norte a Sur constituye la arteria más grande de la ciudad, lo cual hace evidente las oportunidades que abre a los negocios. Para este corredor será trascendental diferenciar su oferta de acuerdo con las áreas colindantes, como la colonia Roma, Condesa, Del Valle y Nápoles, las cuales tienen un sector de emprendimiento así como empresarial diverso, flexible y fresco.