Multitasking reduce hasta 40% de tu tiempo productivo y es un acelerador del estrés

Llevar a cabo varias tarea a la vez resta tiempo, concentración e incrementa el estrés.

Martes 11 de abril de 2017 — Los nuevos retos que imponen las necesidades del mundo laboral requieren, a su vez, nuevas formas de trabajar. Los gadgets, plataformas y herramientas tecnológicas han abierto un camino importante para mejorar la eficiencia de los equipos de trabajo al simplificar las tareas de los creadores y profesionales, quienes ahora tratan de abarcar de la mejor manera posible el incremento de responsabilidades.

Muchas personas llevan a cabo dichas actividades simultáneamente en el intento de aprovechar mejor el tiempo y avanzar en sus diferentes pendientes. El término multitasking nació como una referencia a la ejecución de varios procesos en los CPU de las computadoras. Sin embargo, la mente humana está muy lejos de estar diseñada de la misma manera, por lo que, en lugar de beneficiar, perjudica la productividad de las personas al provocar estrés en su entorno y equipo de trabajo.

“Las exigencias del trabajo actual generan un ritmo frenético en algunas personas, ya seas un empleado, freelancer o un emprendedor arrancando su propio negocio. No obstante, hemos constatado en nuestra comunidad que, regularmente, quienes hacen cosas más relevantes y terminan siendo más productivos son las personas que se organizan mejor y evitan estresarse”, indica Pepe Villatoro, director de WeWork México, la plataforma global de creadores y líder en espacios colaborativos, quien además es cofundador de FuckUp Nights.

Con base en esto, WeWork recopiló otras razones por las que el multitasking puede llegar a ser un freno de la productividad y de las formas de trabajar necesarias en la cultura laboral de hoy:

  • Es un proceso para el que no estamos diseñados. Tratar de hacer más de dos cosas que necesitan al mismo nivel tu atención termina afectando la eficiencia, pues tu cerebro debe dividir el proceso de atención. “El multitasking crea la ilusión de actividad paralela, pero en realidad requiere un cambio mental de una tarea a otra. Esto drena la glucosa necesaria del cerebro haciendo menos eficiente al órgano y propiciando el sentimiento de cansancio”, explica William Klemm, doctor en neurociencia de la Universidad de Texas A&M, haciendo hincapié que dicha sensación de fatiga es un estímulo de estrés.
     
  • Daña nuestra capacidad de pensamiento. Otra investigación conducida por la Universidad de Londres y referenciado por el doctor Travis Bradberry, autor de Emotional Intelligence 2.0, sugiere que también podría contribuir a reducir el coeficiente intelectual. Según el experto, el experimento demostró que las tareas simultáneas continuas llevan al cerebro a un estado similar al de no haber dormido en toda la noche y coloca el desempeño cognitivo a la par del promedio de un niño de ocho años.
     
  • Te hace perder tiempo, en lugar de ahorrarlo. Una investigación publicada por el Journal of Experimental Psychology de la American Psychological Association asegura que el multitasking simboliza una cuota de hasta 40% del tiempo productivo de una persona. Los experimentos, realizado por los doctores Joshua Rubinstein, Jeffrey Evans y David Meyer, indicaron que intercalar tareas no sólo afecta el proceso cognitivo, sino que significa una pérdida de tiempo importante e implica un mayor margen de error conforme aumenta su complejidad.
     
  • Afecta tu estado emocional. El multitasking también tiene un costo emocional, de acuerdo con Sharon Salzberg, cofundadora de la Insight Meditation Society. “Contribuye a una baja estima en el trabajo y daña nuestras capacidades laborales mientras luchamos y fallamos en dominar una habilidad para la cual el cerebro humano no está preparado”, indica.

Contestar un correo durante una junta o la arriesgada maniobra de hacer una llamada por celular mientras se conduce son algunas de las formas de multitasking a las que recurren muchos; éstas son un reflejo de que muchos de los esquemas de trabajo no van de acuerdo con los ritmos de los profesionales. De acuerdo con los expertos, las buenas prácticas en los espacios y métodos de organización a través del trabajo colaborativo son una manera de contrarrestarlo y, a la vez, reducir el estrés e incrementar la productividad.  

“El presente y el futuro laboral giran alrededor del bienestar y satisfacción de las personas, quienes no sólo tratan de ganarse la vida, sino que desean vivirla plenamente alrededor de lo que los hace felices”, agrega Pepe Villatoro asegurando que procurar el bienestar, la creatividad y la relajación resultan en medidas más eficientes y adecuadas de cumplir con todas las ocupaciones.