Redes de trabajo, impulso para el Millennial emprendedor

50 por ciento de las personas que hacen trabajo colaborativo hacen negocios entre ellas.

Lunes 16 de enero de 2017 — Además de adaptarse por completo a las necesidades de los millennials, el trabajo colaborativo brinda a esta generación –que opta por fundar sus propias empresas para establecer las condiciones laborales que deseen– la posibilidad de estar inmersos en un ambiente que propicia la creación y expansión de redes de trabajo con grupos distintos al suyo.

Para el millennial emprendedor, el manejo eficiente del tiempo es una prioridad cuando se trata de encontrar la mejor forma de invertirlo, así que es una ventaja invaluable estar rodeados de empresas que probablemente contribuirán al crecimiento de su negocio.

La llamada “generación Y” es semillero de ideas innovadoras, lo que hace de éste un sector ampliamente competitivo. Sin embargo, también se caracteriza por saber formar alianzas convenientes, tarea fácil cuando se trata de crear sinergia dentro de un entorno incluyente que fomenta la creatividad conjunta y da origen a una colectividad igual de útil para todos los involucrados, quienes se sirven de las habilidades de profesionales de distintas áreas.

Según cifras de WeWork –la plataforma global que provee a todo tipo de profesionales el espacio de trabajo no sólo para ganarse la vida, sino vivirla plenamente–, 50 por ciento de los miembros que eligieron esta forma de trabajo hacen negocios entre ellos, lo que deja claro que hacer comunidad es un elemento vital que beneficia a pequeñas organizaciones, no sólo a nivel cultural sino económico, pues el ahorro de recursos está implícito en este modelo de trabajo.

Además de integrarse a una red de trabajo, los millennials encuentran en este ecosistema laboral una herramienta para atraer y captar talento, ya que se conforma un grupo de creadores que se desenvuelven en diferentes disciplinas, mismos que están dispuestos a implementar sus habilidades en otras firmas.

Ellos representarán, aproximadamente, 50 por ciento de la población activa en 2020, y la expansión siempre será uno de sus objetivos, por tal motivo, preferirán desarrollar su empresa en un entorno global, donde las fronteras no existan y en el que encuentren conexiones significativas en cualquier lugar del planeta, al trabajar en un espacio colaborativo con sedes en localidades estratégicas para hacer negocios.

“Crear una base de conexión permite a los emprendedores un crecimiento exponencial en sus actividades. Ellos lideran la nueva forma de trabajo, por tal motivo, el hecho de unir empresas en una comunidad global, favorece la productividad y la innovación”, afirma Pepe Villatoro, director de WeWork México.

La naturaleza del trabajo y la interacción de las personas es un factor que se mantendrá en constante cambio; sin embargo, el común denominador es que cada vez más personas desean trabajar en proyectos que los apasionen dentro de una atmósfera llena de energía y al lado de colaboradores que trabajan duro para traer ideas a la vida.