Startups disruptivas que apostaron por una comunidad como WeWork

Startups disruptivas que apostaron por una comunidad como WeWork

Las startups más disruptivas de la comunidad comparten cómo el modelo de coworking las está perfilando hacia el crecimiento.

Miércoles 26 de abril de 2017 — México es uno de los países en Latinoamérica que está liderando como un terreno fértil para las startups disruptivas que generan cambios estructurales en el mercado y la economía: de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) fue el que más aceleró su fomento entre 2012 y 2016. Pero, adicional a las políticas públicas, financiamiento y marco legal, el entorno que promueva el desarrollo innovador y las sinergias entre los emprendedores son clave.

En ese sentido, WeWork México, la plataforma global de creadores y líder en espacios colaborativos, busca apoyar a las compañías mexicanas a incrementar sus oportunidades, además de actuar como un recurso y sitio de eventos colectivos para las prósperas comunidades locales.

Con más de seis meses de presencia en nuestro país y una comunidad en expansión de 4 mil miembros, WeWork es el campo de trabajo para diversas startups mexicanas y de todo el globo con la Ciudad de México como punto de encuentro. Entre ellas, éstas son las seis más disruptivas.

KAVAK
Enfocada en renovar el mercado mexicano de compraventa de automóviles usados, esta startup estableció que su estrategia de arranque requería que su equipo estuviera enfocado 100% en el core del negocio para ser exitosa. Por otro lado, encontrar socios que quisieran sumarse era vital. Apostar por el coworking los llevó a encontrarse con Nazca Ventures, la cual lideró su primera ronda de inversión con 3 millones de dólares, una de las más grandes que han ocurrido en la historia de América Latina, en una etapa de capital semilla.

Rappi
Sumergida en un acelerado crecimiento, la startup de entregas nacida en Colombia entró con fuerza a México en 2016 y acumula cerca un millón de usuarios en ambos países. A la par de las prioridades de su modelo de negocios, operaciones y los planes de expansión que perfilan, la cultura de trabajo y colaboración se hicieron claves en algunas de sus áreas. El equipo abrió oficinas en nuestro país y su área comercial optó por el coworking como una manera de tener un espacio ideal para reunirse con clientes y hacer networking.

Grontify
Uno de los grandes retos de las startups es darle confianza a los clientes de apostar por los modelos disruptivos que ofrecen innovadoras formas de resolver problemas y situaciones de la vida diaria. Este servicio de entrega a domicilio de frutas y verduras directamente de la central de abastos genera un cambio acercando a los agricultores y comerciantes a la puerta de los hogares de los capitalinos, hospitales y restaurantes, a través de una plataforma tecnológica que no existía antes. Con ese objetivo, la comunidad y las alianzas resultan una parte importante de su estrategia de posicionamiento y crecimiento.

Caravana
La aplicación de transporte compartido se propuso revolucionar la movilidad en la ciudad, por lo que tomaron conciencia de la relevancia de rodearse de empresas que estén en la misma u otras etapas para compartir y aprender de la experiencia de la comunidad. En este proceso, optó por colocarse en la primera línea del emprendimiento en la ciudad en un espacio de coworking donde está madurando colaboraciones, como un proceso de inversión con Endeavor.

Meitu
La app viral de edición de fotografía entró a México en septiembre con el estatus de startup unicornio. No obstante, la empresa de origen chino no dejó de ver la importancia de tener aliados en un mercado donde podría no ser tan conocida como en Asia. Para ello, apostó por el trabajo en comunidad, en donde se reencontró con colaboradores conocidos, como Endeavor y Tizkka, empresas con las que ahora comparte el piso e ideas de contenido para las apps MakeupPlus y BeautyPlus.

Cirklo
La consultora de innovación y laboratorio de impacto social, está enfocado en uno de los frentes que requiere de mayor disrupción: negocios con impacto social. Por ello, la simplificación de las operaciones es vital, así como la gestión de colaboraciones que sumen valor a los proyectos que llevan a cabo. La red de negocios con propósito de Cirklo sumó en el último año a Sura con proyectos de gestión de innovación, Fundación Avina en el rubro de iniciativas por el desarrollo sostenible, y colabora con Danone Ecosytem para desarrollar oportunidades de impacto en su cadena de valor a nivel internacional.