¿Cómo saber si tu negocio está listo para mudarse al coworking?

¿Cómo saber si tu negocio está listo para mudarse al coworking?

Identifica los focos rojos que pueden indicarte que necesitas darle un giro a tu cultura laboral

En un ecosistema empresarial-económico digital y globalizado, la adaptabilidad se vuelve vital para las empresas de todo tamaño. En ese mismo sentido, el trabajo en espacios colaborativos, más allá de ser una tendencia de bienes raíces, lidera el camino hacia una nueva forma de trabajo que ayuda a enfrentar mejor los retos dentro de las organizaciones.

“La cultura laboral es un tema ligado directamente con el desempeño y la capacidad de innovar. Que un empleado esté cómodo y feliz no es un objetivo secundario o un plus, es trascendente para los negocios actuales”, opina Eduardo Molina, director general de WeWork México, la plataforma global para creadores.
“Las personas no sólo trabajan para ganarse la vida, sino para vivirla plenamente. Las empresas y espacios que toman esto en cuenta se convierten en lugares donde la gente desea laborar, conduciendo a organizaciones prósperas y competitivas con empleados comprometidos, flexibles y creativos”, indica agregando que ésta es la razón por la que empresas como Microsoft optaron por mover hasta 70% de su fuerza laboral de ventas basada en Nueva York a espacios de WeWork.

Algunas de las señales que indican que es un buen momento para dar el primer paso hacia un espacio colaborativo son las siguientes:

Rotación de personal en aumento

Es normal que las personas aspiren a nuevas oportunidades laborales. De hecho, expertos aseguran que es aún más común en jóvenes: LinkedIn estima que los millennials cambian de trabajo 4 veces antes de los 32 años. Si bien hay un factor personal, la falta de compromiso de los empleados con las organizaciones también está ligada a su satisfacción en la experiencia de trabajo, esto de acuerdo a un reporte global de la firma Steelcase. Adicional a los costos implicados en reclutar nuevo personal, los altos índices de rotación también pueden indicar que tus empleados no están convencidos de formar parte del equipo.

Nueva oleada de personal más joven

Los profesionales jóvenes definen en gran medida el rumbo del mundo laboral. Las llamadas generaciones millennial y Z conforman el frente más joven de los empleados e, incluso, muchas estimaciones aseguran que para 2025 los nacidos entre 1980 y principios de los noventa serán 75% de la fuerza laboral del mundo. Esto implica que las organizaciones necesitan ajustarse a las aspiraciones de las generaciones que ven en el trabajo más que una necesidad y quienes suelen ser estigmatizados por desear una retroalimentación profunda por parte de sus superiores, así como dinámicas de colaboración diferente.

Crisis de creatividad

La parte operativa de la empresa está complementada por las ideas de las personas que la conforman. De acuerdo con un artículo de la firma McKinsey & Company, la creatividad es el corazón de la innovación de negocios y ésta, a su vez, es el motor del crecimiento. Todos los departamentos son clave para crear un ambiente que promueva el pensamiento creativo, por ello, cuando los equipos han perdido la motivación de aportar ideas, cambiar a un escenario donde se sienten más empoderados e inspirados a intercambiar ideas y colaborar con su equipo, así como con otros profesionales, tiene un impacto directo y casi inmediato.

Es momento de buscar aliados

El mercado, la competencia y los consumidores característicos de hoy enfatizan las consecuencias de aislarse y cerrar las puertas a la colaboración. Los negocios encuentran en las alianzas una forma más estratégica de sumarse a una economía global y digitalizada. La visión de colaboración no sólo ayuda a escalar modelos de negocios de la nuevas empresas, también impulsa el crecimiento y los objetivos de las corporaciones, pues conecta a los negocios con otros jugadores clave, expertos y aliados que suman perspectivas valiosas sobre la industria, tanto en el país como de otros países.

En un principio, el coworking fue una manera de replicar en un lugar físico el espíritu de las startups y, aunque su crecimiento comenzó a ser más notable durante la crisis financiera internacional de 2007-2008, su expansión no ha dejado de ser acelerada, ya que se calcula que en 2020 habrá 26 mil espacios a nivel global. Por ello, ante los retos, los espacios colaborativos son más que sólo un modelo pensado para startups, conforman un entorno de valor para las grandes corporaciones que buscan renovar su cultura y ser competitivos en el contexto global