El emprendimiento crece y tiene el potencial para cambiar el panorama de competitividad en el país: primer panel de miembros de WeWork México

El emprendimiento crece y tiene el potencial para cambiar el panorama de competitividad en el país: primer panel de miembros de WeWork México

Especialistas de diversos sectores y miembros de la comunidad dialogaron para estudiar la posición de competitividad del país, con el fin de crear propuestas para impulsar al sector empresarial mexicano.

Viernes 14 de julio de 2017 — La competitividad en México es un asunto pendiente, siempre presente en la agenda de la economía nacional. WeWork, como una plataforma global de creadores, entiende que éste es un tema trascendental para incrementar las oportunidades de las compañías mexicanas y generar una comunidad empresarial regional más exitosa. Por ello, en el esfuerzo de crear sinergias y guiar el camino hacia una nueva forma de hacer negocios, abrió la conversación entre empresarios y expertos con el primer panel de miembros "Hablemos sobre el problema de competitividad en México", llevado a cabo el jueves 13 de julio en WeWork Varsovia.

El panel estuvo integrado por Ana Laura Martínez, consultora del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO); Vincent Speranza, director general de Endeavor México; Jennifer Amozorrutia, gerente de Gestión del Conocimiento de Great Place to Work México, Centroamérica y Caribe; y Eduardo Molina, director general de WeWork México. Los representantes abordaron temáticas como la visión emprendedora, la cultura del trabajo, la tecnología, las políticas públicas, así como los apoyos de instituciones. Bajo esta línea, dialogaron sobre los retos en materia de competitividad y cómo los diversos actores de los sectores productivos —desde gobierno e instituciones, hasta emprendedores y la sociedad— pueden pavimentar el camino hacia la prosperidad y el crecimiento.

Mauro Ballesteros, director de Infraestructura y Logística de ProMéxico, y Víctor Manuel González Navarro, coordinador de asesores del Presidente del Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM), fungieron como moderadores en el encuentro y sumaron sus puntos de vista alrededor de lo que se necesita para que los futuros empresarios puedan convertir ideas en proyectos productivos, al invitar a la comunidad a aprovechar las oportunidades que otorgan las instituciones como las que representan, pues aseguran que existe una gran cultura de riesgo en México e interés por impulsar la innovación desde el sector empresarial.

“Hoy en día vemos equipos de emprendedores así como una complementariedad de talento interesante; hay más mujeres cofundadoras en proyectos y mayor acceso a capital”, señaló Vincent Speranza reafirmando que el país tiene una nueva generación de emprendedores con pensamiento crítico, ADN ciudadano y con las características necesarias para transformar sectores.

 

En ese sentido, la representante de IMCO señaló que la mentalidad emprendedora puede afectar la forma en que se hacen políticas e hizo un llamado a los jóvenes millennials, quienes, dijo, tienen en sus manos la posibilidad de cambiar el panorama a través de la inclusión y la innovación en el sector público.

“En competitividad la realidad es que tenemos dos Méxicos; uno está al norte, el centro y el Bajío, y el otro en la zona sur. Es un error pensar que podemos cerrar los ojos en el resto del país. No sólo es tarea de los emprendedores, sino también del gobierno, creando instituciones así como una economía inclusiva, y de la sociedad civil”.

Para la gerente de Gestión del Conocimiento en Great Place to Work México, una de las claves para impulsar a las empresas es la transformación cultural. “Casi 8 de cada 10 colaboradores de organizaciones que se preocupan por su capital humano consideran que las empresas donde están son, por ello mismo, un excelente espacio de trabajo; esto quiere decir que se sienten en un lugar donde pueden desarrollar su potencial, lo que fomenta la innovación y crea mejores entornos económicos”, destacó.

Por su parte, Eduardo Molina, director general de WeWork México, reafirmó que gracias a que en México existen nuevos espacios colaborativos, hay ejemplos claros de que los creadores de todas las industrias están transformando la economía y tienen el potencial de generar una comunidad local, regional y global próspera. “Es necesario apoyar el desarrollo económico y conectar a las comunidades empresariales. No entendemos al mundo como un espacios con fronteras, hay una tendencia global de gente que quiere formar parte de algo más grande que ellos mismos”, indicó.

 

Los panelistas concluyeron que, si bien existen retos grandes en diferentes materias, el horizonte es, en general, optimista y prometedor. Los panelistas reafirmaron la necesidad de inversiones y cambios en infraestructura, políticas públicas, educación y tecnología, así como propiciar un ecosistema de negocio que dé espacio a emprendedores y grandes compañías. En ese sentido, también coincidieron en que las empresas, los profesionales y creadores mexicanos son parte de la solución, por lo que invitaron a la colaboración, a generar más espacios de discusión y apostar por descubrir nuevas áreas de oportunidad para aprovechar el potencial emprendedor de todo el país.

Posted by WeWork on Thursday, July 13, 2017

WeWork